Las sondas espaciales Solar Orbiter y la BepiColombo, sobrevolarán el planeta Venus con solo 33 horas de diferencia, un doble sobrevuelo con el que además de hacer historia, intentarán estudiar el planeta. ESA/Twitter
Las sondas espaciales Solar Orbiter y la BepiColombo, sobrevolarán Venus con la intención de estudiar al planeta, este doble sobrevuelo es histórico.

Dos naves espaciales, la Solar Orbiter y la BepiColombo, sobrevolarán el planeta Venus con solo 33 horas de diferencia, un doble sobrevuelo con el que además de hacer historia, intentarán estudiar el entorno planetario desde dos puntos diferentes.

Solar Orbiter, una nave de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), realiza hoy, 9 de agosto, una aproximación máxima que la ha situado a 7.995 kilómetros del planeta a las 4:42 GMT (las 6:42h de la madrugada, hora española), informa la web de la ESA.

Esta nave, cuyo cometido es estudiar e intentar predecir el comportamiento del sol, tiene que sobrevolar Venus en varias ocasiones en un viaje épico que le llevará a obtener las primeras imágenes de los polos solares.

BepiColombo, una misión conjunta de la ESA y la agencia espacial japonesa JAXA, sobrevolará Venus el 10 de agosto a tan solo 550 kilómetros. Esta nave se dirige al planeta más interior del Sistema Solar, Mercurio, pero para llegar hasta allí antes deberá sobrevolar la Tierra, Venus y el propio Mercurio, para dirigir su órbita contra la inmensa acción gravitatoria solar.

La misión, lanzada en octubre de 2018, necesitará nueve maniobras de asistencia gravitatoria, una alrededor de la Tierra, dos alrededor de Venus (la primera fue en octubre de 2020 y la del 10 de agosto será la segunda) y seis alrededor de Mercurio- antes de entrar en la órbita de este último en 2025.

La complejidad de las dos misiones hará imposible que ninguna de las dos naves pueda tomar imágenes de alta resolución de Venus con las cámaras científicas que llevan abordo, ya que la Solar Orbiter debe permanecer orientada al sol y la cámara principal de BepiColombo está protegida por el módulo que lleva los dos orbitadores que explorarán Mercurio.

Sin embargo, dos de las tres cámaras de BepiColombo tomarán fotos en el momento de la aproximación y en los días posteriores, cuando el planeta desaparezca de la vista, según la ESA.

Las cámaras captarán instantáneas en blanco y negro con una resolución de 1024 x 1024 píxeles en las que Venus ocupará todo el campo de visión. Se espera que la primera imagen esté disponible en la noche del 10 de agosto y el resto, al día siguiente, 11 de agosto.

Lo que no veremos en ningún caso son imágenes de las naves captadas entre ellas porque, incluso cuando estén más cerca la una de la otra, estarán a más de 575,000 km de distancia.

BepiColombo y Solar Orbiter no están solas. La nave Akatsuki de JAXA está en órbita alrededor de Venus creando una constelación única de puntos de datos, aunque se necesitarán mucho meses para cotejar las mediciones coordinadas de los sobrevuelos y analizarlas de forma significativa, apunta la ESA.

Tanto Solar Orbiter como BepiColombo tienen más sobrevuelos pendientes: en la noche del 1 al 2 de octubre, BepiColombo verá su destino por primera vez, y llevará a cabo el primero de los seis sobrevuelos alrededor de Mercurio, que será a solo 200 kilómetros de distancia del planeta y el 27 de noviembre, la Solar Orbiter realizará su último sobrevuelo de la Tierra a 460 kilómetros.

Y para sus sobrevuelos sobre Venus, ambas naves han recibido desde Twitter los ánimos de Joey Tempest, el vocalista de la banda "Europe", famosa por su tema "The final countdown", cuyo mensaje lleva ya más de 12,000 reproducciones.