Imagen proporcionada por Facebook en agosto de 2021 de una imagen simulada de la nueva función de petición de oraciones de la red social. AP/Facebook
Después de Facebook lanzara su nueva función para pedir oraciones líderes religiosos la ven como una forma innovadora para involucrar a los creyentes. A otros les preocupa su privacidad y seguridad.

Facebook ya te preguntaba lo que piensas. Ahora quiere tus rezos. La enorme red social lanzó una nueva función para pedir oraciones, una herramienta que algunos líderes religiosos aceptaron de buena gana como una forma innovadora para involucrar en línea a los creyentes. Otros la observan con cautela mientras sopesan su practicidad ante las preocupaciones de privacidad y seguridad que tienen con Facebook.

Si en Grupos de Facebook se usa la función, los miembros pueden aprovecharla para reunir el poder de la oración para próximas entrevistas de trabajo, enfermedades o desafíos personales, ya sean pequeños o grandes.

Después de crear una publicación, otros usuarios pueden tocar el botón “Orar”, responder con un “Me gusta” u otra reacción, dejar un comentario o enviar un mensaje directo.

Facebook comenzó a probar el botón en Estados Unidos en diciembre como parte de un esfuerzo continuo para apoyar a las comunidades religiosas, según un comunicado atribuido a un vocero de la empresa.

Durante la pandemia del COVID-19, hemos visto muchas comunidades religiosas y espirituales usar nuestros servicios para conectarse, así que comenzamos a explorar nuevas herramientas para apoyarlos”, decía.

El reverendo Robert Jeffress de la iglesia First Baptist en Dallas, fue uno de los pastores en aceptar con entusiasmo la función de oración.

Facebook y otras plataformas de redes sociales siguen siendo grandes herramientas para propagar el Evangelio de Cristo y que los creyentes se conecten entre sí, sobre todo durante esta pandemia”, dijo. “Aunque cualquier herramienta puede usarse de forma incorrecta, apoyo cualquier esfuerzo que motive a las personas a dirigirse al único verdadero Dios en nuestros momentos de necesidad”.

Adeel Zeb, un capellán musulmán en The Claremont Colleges en California, también estaba emocionado.

“Siempre y cuando estas empresas incorporen las debidas precauciones y protocolos para proteger a las comunidades religiosas marginalizadas, los creyentes deberán aceptar de buena gana esta iniciativa vital”, comentó.

Bajo su política de datos, Facebook usa la información que recopila de varias formas, incluso para anuncios personalizados, pero la empresa afirma que los publicistas no podrán ver las publicaciones de oración de una persona para segmentar anuncios.