Foto: Especial
Cifras del gobierno aseguran que 80 por ciento de las familias mexicanas usan gas LP; además, 65 por ciento de la oferta proviene de compras al extranjero

Ciudad de México. El valor de las compras mexicanas de gas LP, usado en ocho de cada 10 hogares del país, al extranjero ascendió a mil 246 millones de dólares en el primer semestre de este año, el mayor monto para un periodo similar desde que hay registro, es decir, 1993, revelan datos oficiales.

Los recursos que el país ha desembolsado para importar gas licuado entre enero y junio de este año son 55 por ciento superiores respecto de los 800 millones 584 mil dólares de igual lapso de 2020, de acuerdo con información del Banco de México (BdeM).

En los pasados cinco años el monto pagado a otros países por la adquisición de gas LP se ha disparado 103 por ciento, pues en los primeros seis meses de 2016 el monto fue por 627 mil 704 millones de dólares. Además se superó el anterior récord, registrado entre enero y junio de 2018, que era de mil 44 millones de dólares.

El mayor gasto en la importación de gas LP se da en un contexto en el que el gobierno mexicano ha establecido un mecanismo de topes máximos al precio en el que los distribuidores de este combustible lo pueden ofrecer a los consumidores nacionales.

Lo anterior ante la importante alza que ha tenido este energético esencial para las familias mexicanas, pues de acuerdo con datos de la Procuraduría Federal del Consumidor, en el año reciente su costo por kilogramo avanzó de 18 a 24 pesos, es decir, un aumento de aproximadamente 35 por ciento.

Esto significa que para adquirir un tanque de gas de 20 kilos, una familia mexicana tiene que desembolsar 480 pesos, cuando hace un año bastaban 360 pesos.

Además del tope a los precios máximos, los cuales se actualizan cada sábado, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador también anunció la creación de una empresa llamada Gas Bienestar, la cual comenzará a operar en el valle de México a precios más bajos que el promedio del mercado.

De acuerdo con cifras del gobierno 80 por ciento de las familias mexicanas usan gas LP; además, 65 por ciento de la oferta proviene de compras previas al extranjero.

Gas natural

En lo que se refiere al gas natural, el cual es usado por alrededor de 7 por ciento de la población, cifras del BdeM indican que el valor de las importaciones en el primer semestre del año ascendió a 6 mil 261 millones de dólares, un aumento de 220 por ciento respecto a los mil 910 millones de igual periodo del año pasado.

Dicho incremento es consecuencia de un fuerte encarecimiento en los precios internacionales derivado de que a mediados de febrero hubo una crisis energética ocasionada por una tormenta invernal en Texas, Estados Unidos, que causó el corte en el suministro de gas natural.

Este tipo de gas es usado principalmente en las industrias ya que es más barato que el gas LP; sin embargo, es poco utilizado por las familias mexicanas pues la instalación para poder usarlo es más cara respecto a la facilidad de únicamente comprar un cilindro de gas doméstico.